La Palma.- Islas Canarias

IMG_0935La Palma – Islas Canarias
2008

Sobre el origen del nombre de La Palma se sabe de denominaciones antiguas como la aborigen de Benahorare (Mi tierra) o la designación histórica d San Miguel de La Palma. ¿Tendrá algo o nada que ver con las palmeras canarias? ¿O tal vez el nombre no procederá de los navegantes mallorquines que llegaron a la isla en el siglo XIV y le dieron el nombre de la capital de donde procedían? Sea como fuere, hoy recibe –además- otros apelativos como Isla Bonita, Isla Verde o Isla Corazón; todos ellos acertados al destacar aspectos reseñables de la isla. También podría merecer el título de Isla Agreste, o Isla Escarpada, pues nada más poner el pie en ella no te queda otro remedio que escalar empinadas cuestas o transitar por carreteras de montaña de endiabladas curvas y fuertes desniveles.

IMG_0843En nuestro destino fuimos a parar a los pies del volcán Teneguía, en una casa colonial con la vivienda principal y otra más pequeña, antaño destinada a dar servicio a la hacienda o como vivienda de los empleados de la finca. La casa, majestuosa, se asienta en las tierras de Fuencaliente, aledañas a Los Quemados, inclinadas hacia el mar y cubiertas de viñedos.

La estancia es apacible, de días soleados sobre el volcán, los viñedos y el océano, y noches estrelladas en las que la profundidad oscura del cielo lo abraza todo de cerrada negrura. Y con los días van sucediéndose las visitas y excursiones. Al Teneguía, que tenemos tan cerca y al alcance de la mano caminando por el paso estrecho de las paredes del cráter cuidando de que el viento no nos haga perder el equilibrio. Al Roque de los Muchachos con sus 2.426 metros de altitud y el Observatorio Astrofísico de 1985. A la capital, Sata Cruz de La Palma, admirando el Museo Naval que acoge el interior de un IMG_0917barco de vela, así como aprovechando la ocasión para hacer buenas fotografías de las coloristas casas de estilo colonial de los siglos XVI y XVII, con sus hermosas balconadas de madera labrada. Y, por descontado, no faltaron las visitas a las plantaciones plataneras ni a los barrancos que, en nuestro caso, fue al Barranco de Las Angustias, con cascadas y pozas, arrancando de Los Brecitos hasta la Caldera de Taburiente. Excursión compleja y esforzada, más liviana en la primera parte y exigente en la segunda, caminando por lechos rocosos y de grandes piedras que nos obligan a mantener un esfuerzo continuado. El resultado de la excursión se transforma, sin embargo, en una experiencia única.

Los paisajes isleños con el negro del basalto, el rojo de la toba volcánica, verde de la abundante vegetación y azul del cielo que se confunde en el horizonte con el mar, se comentan por sí solos. La vegetación, alimentada por el sol y, además de las precipitaciones, la habitual y bondadosa lluvia horizontal que forman las brumas, se multiplica en especies como la laurisilva en formaciones de frondosas y húmedas masas boscosas, los pinares en los ecosistemas de alta montaña, los dragos o la palmera canaria. Los paisajes costeros ofrecerán, por el contrario, un ambiente más árido.

IMG_0887Sobre la inestabilidad geológica de La Palma hay distintos estudios y se han formulado muchas hipótesis. Es una isla volcánica, como todas las que conforman el archipiélago canario. Su actividad más reciente formó en 1971 el volcán Teneguía en una erupción de menos de un mes, excepcionalmente corta para lo que suele ser habitual. Y la isla aparece fracturada por su parte superior –sin que se haya podido determinar su profundidad- por una grieta visible de cuatro kilómetros que se supone alcance los veinticinco kilómetros en total.

El colapso de la isla y el desprendimiento de más de un tercio de la misma provocaría una catástrofe natural de dimensiones gigantescas levantando olas inmensas que en menos de seis horas alcanzarían las costas americanas causando una gran devastación.

Todo ello es posible, como son posibles otros accidentes naturales en cualquier parte del mundo, sobre todo en las zonas de colisión de las placas tectónicas. Pero lo que puede ocurrir mañana o dentro de cientos o miles de años no nos impedirá el placer de disfrutar ésta y otras visitas.

IMG_1042Y para aliviar los temores, qué cosa mejor que la de pararse a degustar la gastronomía isleña, el sabor consuetudinario de platos como la ropa vieja, elaborada con carne de vaca deshebrada; las papas arrugadas; los mojos de toda clase; el potaje de trigo, muy popular también en Almería o el conejo en salmorejo. Disfrutar postres como el bienmesabe, de indudable influencia morisca a base de miel, yema de huevo, almendras molidas con cáscara de limón, canela y jerez o vino dulce, postre de consistencia variada que va desde pastel a salsa en un buen maridaje con los helados. Pero no olvidemos otros como las raspaduras o el quesillo. Y con todo ello, por si era poco, no dejaremos a un lado las bebidas, el vino, el ron de caña, ron miel, licor de café, mistela o parra.

Creo, sinceramente, que no hay excusas para dejar de viajar a La Palma. Una, dos o muchas veces.

González Alonso
IMG_0937

PARA VER: MUCHAS MÁS FOTOS DE LA PALMA – ISLAS CANARIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s