Alburquerque

P1230268Alburquerque
11 de septiembre de 2022

La visita de Alburquerque, asentamiento de origen prehistórico y población vetona prerromana, puede parecer –más que en cualquier otro lugar- un viaje a la Edad Media. Asentado en las laderas de una elevada colina coronada por el importante castillo roquero de Luna, Alburquerque acoge, tanto en su urbanismo y construcciones como en su historia, gran parte de lo que significó la reconquista cristiana impulsada por el Reino de León y, de igual manera, lo que fueron los conflictos y enfrentamientos con el reino portugués cuando se escindió del de León.

P1230281La toponimia de Alburquerque, que hoy día acoge alrededor de cinco mil habitantes, proviene del latín. Los romanos se refirieron al lugar como “albus quercus” (encina blanca), lo que vino a significar el “país de los alcornoques”. Y, evidentemente, aproximándose a Alburquerque desde la cercana ciudad de Albacete situada a unos 45 kilómetros, se puede apreciar lo apropiado del nombre mientras nos dirigimos a la Sierra de San Pedro donde encontramos Alburquerque, con sus 540 metros de altura, y las tierras que riega el río Gévora.

En 1116, Alburquerque será conquistado por el rey Fernando II de León y pasará luego a manos de la Orden Militar de Santiago, organización militar leonesa encargada de proteger las fronteras del reino. Volverá a ser recuperada esta plaza a los musulmanes para pasar definitivamente al Reino de León con el rey Alfonso IX. Sigue leyendo

Anuncio publicitario

Medellín y Almendralejo (Badajoz)

Medellín y Almendralejo
10 de septiembre 2022

MEDELLÍN29MEDELLÍN
El río Guadiana ensancha sus orillas pobladas de arbolado y huertas. Los nenúfares dan color a las aguas aquietadas y un largo, elevado y robusto puente de piedra del siglo XVII con veinte arcos de medio punto, da entrada al pueblo. A la izquierda, en lo alto del cerro, los muros y las almenas del castillo, cuya historia se remonta al siglo X, se recortan contra el cielo azul del día. Medellín es la cuna de  Hernán Cortés. En la plaza principal y única de la localidad que lleva el nombre del conquistador encontramos el edificio del Ayuntamiento que mira al cerro del castillo y la estatua de Hernán Cortés que mira al Ayuntamiento desde su elevado pedestal. Las calles se revuelven alrededor de la iglesia de Santa Cecilia, recia y pesada en su estructura con sus altas paredes de mampostería casi carentes de vanos y sujetas por gruesos contrafuertes. Se adivinan las sucesivas intervenciones en el edificio de esta iglesia, inconclusas o poco afortunadas, que data del siglo XVI y estilo gótico. Una torre exenta la acompaña. Pueden adivinarse sin esfuerzo las sucesivas reformas de las diferentes épocas hasta día de hoy.

MEDELLÍN4Estamos en un pueblo hecho para la vida y el trabajo de sus gentes, con los establecimientos imprescindibles para cubrir las necesidades de cada día. Pero su pasado y su historia se encuentran enterrados bajo esas calles y el suelo de su plaza, a los pies de Hernán Cortés.

De ese pasado e historia nos hablan las construcciones que emergen y se enseñorean del cerro sobre el Guadiana y el pueblo. Los restos visibles del paso de Roma, cuando Medellín fuera, antes que Mérida, centro neurálgico del transporte de mercancías y comunicación de la Ruta de la Plata. Sigue leyendo