Olivenza

P1230328Olivenza (Badajoz)
12 de septiembre de 2022

La mañana se deja cubrir perezosamente de nubes en Badajoz cuando tomamos la ruta hacia el sur camino de Olivenza. El paisaje de campiña resalta el verdor de olivos y alcornoques con el gris del día. Da sensación de apacible serenidad esta ribera que se aproxima a la ribera del Guadiana, en mitad de la cual hace su aparición Olivenza.

La ciudad de Olivenza y su comarca pertenecieron al Reino de León tras la conquista a los musulmanes en 1230 por el rey Alfonso IX, que tomó también la plaza de Badajoz. Todo el territorio será encomendado por el rey leonés a la Orden de los Templarios para su custodia y gestión. Pasaría luego al reino de Portugal en el Tratado de Alcañices de 1.297, y permanecería unido a este reino durante quinientos años hasta su reincorporación a la corona española con el Tratado de Badajoz de 1801.

P1230340La impronta portuguesa es notable; el estilo manuelino domina el arte de las construcciones civiles de este enclave fronterizo fuertemente amurallado y bien armado de su castillo templario y cuarteles militares de diferentes épocas. No puede disimular Olivenza el valor estratégico jugado a lo largo de su historia llena de tensiones y enfrentamientos bélicos que contrasta vivamente con el natural pacífico, amable y hospitalario de sus gentes. Es una bella ciudad acogedora y tranquila en la que sus habitantes gozan del privilegio de la doble nacionalidad española y portuguesa. En sus calles los letreros anuncian sus nombres en los dos idiomas y con las denominaciones propias en portugués y español; así, por ejemplo, la calle Espronceda se intitula en portugués Antiga Rua do Poço, o la de Chapí también llamada Antiga Calçada Velha.

Las nubes, más entretenidas, se apelmazan hasta dejar caer la lluvia. Las calles de Olivenza brillaban con el agua caída reflejando en sus suelos enlosados de la Plaza Mayor los edificios que la limitan. Ocasión ideal para comprar un paraguas. Y seguir el paseo. Sigue leyendo

Anuncio publicitario