Monasterio de Tentudía y Calera de León

Tentudía y Calera de LeónP1230484
En septiembre de 2022

Estamos pisando tierras extremeñas de Badajoz en las que las huellas del Reino de León se hacen más evidentes. Las cañadas reales leonesas de la trashumancia, los pueblos como Calera de León, Segura de León, Fuentes de León, Arroyomolinos de León, Cañaveral de León, por las estribaciones de Sierra Morena, la historia de Tentudía, la Orden de Santiago, el rey Alfonso IX de León… Todo nos hace recordar el empuje de aquel reino medieval que llevó sus conquistas hasta el sur peninsular por territorios, entre otros, de Almería y Cádiz. Y todo se nos presenta como una fotografía fijada en el paisaje agreste y hermoso de estas sierras y comarcas extremeñas, las costumbres de sus gentes, los usos lingüísticos apegados al leonés y la sensación enorme de la misteriosa soledad que abarca sus cielos y la profundidad de sus valles.

P1230500Saliendo de Montemolín, enclave bien conservado en su caserío  y su castillo roquero, tomamos la dirección a Cabeza la Vaca por una carretera comarcal de curvas pronunciadas que va ascendiendo y sobrepasando el alto de Las Mesas en medio de la abundante vegetación de un paisaje pintoresco. El pueblo se aúpa a lo alto de la montaña con sus típicas calles estrechas de casas blanqueadas y tejados rojos en un trazado irregular atravesado por la carretera, vía principal empinada que sigue su sinuoso trazado hacia Tentudía y su monasterio. Es Cabeza la Vaca pueblo de notable singularidad y emplazamiento apropiado para la producción de jamones y embutidos bien curados, como los que produce la industria familiar ”Jamones Moreno”.

Dejando atrás Cabeza la Vaca y ascendiendo por la carretera comarcal Ba-109 el paisaje se cierra y espesa de bosques de pinos, arbustos y árboles de otras especies como las encinas, roble melojo, alcornoques o quejigos. Además de los narcisos, cantuesos, madroños, orquídeas y jaras, abundan las retamas y se da una planta endémica en riesgo de extinción, la centaura tentudaica. Los amantes y entendidos en botánica tienen ante sí un espectáculo impresionante al que no podrán sustraer su atención.

Seguiremos por la carretera de montaña. Se impone la prudencia, sobre todo en este día agrisado que deja escapar la lluvia. No tardaremos en alcanzar a bordear los límites del Parque Natural de Sierra Aracena y Picos de Pedroche para llegar a sobrepasar los 1.100 metros de altura en la explanada sobre la que se levanta el reconocido monasterio de Tentudía.

De tamaño regular y sólidos muros de escasos vanos y recios contrafuertes, este monasterio domina la vista de un vasto territorio que se extiende hasta el valle del Guadalquivir y la penillanura extremeña. Nos habla sin parar de la importancia y la historia protagonizada por la Orden de Santiago, fundada por doce caballeros leoneses, y que sirvió a la organización y mantenimiento del territorio tras la conquista.

El conjunto arquitectónico del monasterio es de estilo gótico-mudéjar, monumento histórico-artístico que forma parte del Tesoro Artístico Nacional desde 1931.

P1230486El origen del monasterio y de su nombre se encuentra en la historia del maestre de la Orden de Santiago, Pelayo Pérez Correa, y que durante tres días de verano cada año se representa en Calera de León con la participación de hasta ochenta actores.

Según se cuenta y se halla registrado en los anales de este periodo, el mencionado Pelayo Pérez Correa, se encontró con los sarracenos en las inmediaciones de Calera de León en un cruento enfrentamiento en el que, al caer el día, la victoria se iba inclinando del lado de las tropas cristianas. Viendo el maestre que la noche se echaba encima y que podía quedar en suspenso el desenlace de la batalla, se hincó de rodillas e invocó a la Virgen exclamando: “¡Santa María, detén tu día!”. El sol se detuvo en el horizonte y no se movió hasta la victoria final de las tropas cristianas; de ahí que se llamara la ermita mandada construir por Pelayo de “Santa María de Tentudía”. Luego, tras sucesivas ampliaciones, pasaría a ser un monasterio con el mismo nombre.

Actualmente podemos leer en los espacios del monasterio la historia que encierra como si se tratara de un libro abierto en sus hojas de piedra y aire.

Entre sus diferentes partes, destaquemos la iglesia, de una sola nave con bóveda de cañón y dividida en tres tramos por arcos fajones que sostienen pilastras de ladrillo. Se respira sencillez y austeridad. A sus lados sobresalen las capillas Mayor y la de los Maestres, de bóveda octogonal sobre trompas y pechinas en la cual pueden observarse algunas pinturas poco conservadas al fresco con la cruz de Santiago. Algo parecido encontraremos en la capilla de Santiago, con su retablo en el que se representará la imagen del apóstol tal y como se dice que se le apareció al monarca Ramiro I antes de la batalla de Clavijo. El retablo mayor recoge la obra de cerámica de Niculoso Pisano, revolucionaria en su método pictórico que la convierte en única.

Y el Claustro. De estilo mudéjar y principios del siglo XVI, contagia un ambiente acogedor,P1230537 apacible, que invita al recogimiento entre sus sencillos muros de ladrillos y la austera belleza de sus dos galerías, con un aljibe en el centro. Desde el claustro exterior se alcanzan unas majestuosas vistas asomándose por encima de sus muros.

Puede decirse de la experiencia de esta visita que se vive la sensación de pasar de manera mágica por el ambiente en el que se respira el aire de una época retenida en el tiempo que envuelve todo el entorno. Es el fascinante embrujo de Tentudía.

Tomando la carretera Ba-039 descenderemos por entre el mismo paisaje hasta Calera de León, que divisaremos con su silueta recortada en lo alto de la ladera del monte. Haremos un alto en este histórico pueblo de montaña para recrearnos con su conjunto monumental santiaguista en proceso de restauración, su soberbia iglesia y el entorno de la plaza del Ayuntamiento. Hunde sus raíces en el pasado prehistórico –al igual que los pueblos del entorno- y viene a consolidarse en su periodo medieval leonés, perteneciendo al Priorato de San Marcos de León hasta 1873.

Y volveremos hacia Montemolín pasando por Monesterio en una jornada de intensas emociones y descubrimientos, preparados para nuevas sorpresas.

González Alonso

P1230529

PARA VER:  MÁS FOTOGRAFÍAS DE TENTUDÍA Y CALERA DE LEÓN

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s