Fuendetodos, Muel y Belchite en tierras de Aragón

..

Fuendetodos, Muel y Belchite (2014)

Todavía no había casi despuntado la primavera cuando nos dirigíamos hacia Zaragoza. La mañana soleada sacaba los mejores colores de las tierras rojizas riojanas y sus viñedos a medida que el viaje nos acercaba a la capital aragonesa.

Al mediodía, puestos los pies en la extensa plaza del Pilar de Zaragoza, hicimos un alto en el camino para saludar a una pareja amiga y compartir con ella almuerzo y charla. Después de la sobremesa retomamos el viaje hacia el destino de Fuendetodos y reunirnos con los amigos que, desde Euskadi y Cataluña, habían quedado citados para ese fin de semana.

Fuendetodos, pueblo natal de Goya, es pueblo tranquilo, apacible, acogedor y hermoso. La casa  El Rincón del Mielero, de piedra y perfectamente rehabilitada, con su patio delantero, planta y piso, es un lugar ideal para disfrutar de la compañía de los amigos y de la visita al pueblo y sus alrededores. Sigue leyendo

Sistema Ibérico, tierras del Moncayo en 2015

Sistema Ibérico, tierras del Moncayo

Oñon de Moncayo.
Siguiendo mi propio consejo cuando hace dos años hacía el recorrido por el corazón del Sistema Ibérico, he vuelto al mismo y las tierras que el Moncayo vigila y contempla desde su atalaya de 2314 metros de altitud. Tiempo ya de primavera bien entrada y últimos lengüetazos de nieve en las laderas; calor y fresco de anochecer, azul el cielo y nubes con sus aguaceros. Imprevisible, como acostumbra a gustar comportarse el tiempo en esta estación de días más largos, más luz y verde en los campos, de hayedos de frescas hojas nuevas, yemas brotadas de los fresnos, chopos en las riberas, pino de altura, almendros y carrascos y el agua corriendo río Queiles abajo.

Tarazona vuelve a nuestra vista con su asombro de barrio judío apegado a las calles antiguas aledañas a las murallas y el sorprendente edificio de la Casa Consistorial cuajado de bajorrelieves, estatuas y frisos historiados. Esta vez, uno de mayo, engrosamos las filas de la cada vez más escasa militancia de izquierdas para reivindicar la memoria de la lucha obrera bajo la pancarta roja y unitaria de los sindicatos Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores. Luego continuamos la visita con parada y fonda en el restaurante Mesón Queiles frente a un menú sencillo y asequible, variado y bien servido acompañado del vino de la tierra.

Sigue leyendo

Viaje interior. Por tierras del Sistema Ibérico

Viaje interior. Por tierras del Sistema Ibérico
28 al 31 de julio de 2012

Palacio episcopal de TarazonaDe vez en cuando resulta muy recomendable hacer una incursión a los interiores, y no me estoy refiriendo a los interiores de las personas –aunque también-, sino a los geográficos y peninsulares. Las sorpresas, unas agradables y otras no tanto, te asaltarán a cada paso que des; así es como transcurrió el breve viaje de tres días al corazón del Sistema Ibérico, por tierras aragonesas alrededor del Moncayo y su sierra, para retornar por las castellanas y leonesas de Soria y las riojanas de Logroño. Breve periplo con su primera parada en Tarazona, a la sazón en fiestas, con la orilla del río Queiles poblada de puestos de venta de toda clase de artículos y una animada mañana de tapeo y cuadrillas con los colores festivos de cada una de ellas. Destaca, dominando todo el pueblo, el imponente palacio episcopal, bastante agrietado en la estructura de techos y paredes y lamentablemente oculta buena parte de él por las construcciones llevadas a cabo en su frente, con la ceguera arquitectónica de los responsables urbanísticos de turno. Una lástima. A espaldas del palacio aparece desolado el pueblo original con sus calles y callejas y edificios arruinados tras los que se adivina la intención, más que realidad, de iniciar su recuperación. Será ésta una situación repetida a lo largo y ancho del Campo de Borja y la Comarca del Aranda, en las que el estilo mudéjar que atesoran apenas se sostiene en algunas iglesias y monasterios para perecer en el abandono de los enclaves urbanos antiguos.

Sigue leyendo