Ciudad Real, en las rutas manchegas del Quijote

Ciudad Real, en las rutas manchegas del Quijote

Almagro.-Teatro.Almagro.- Baile de Fuenteofejuna.-Lope de Vega.Almagro, teatro clásico.

Siempre aprovechando la oportunidad de Almagro y su Festival Internacional de Teatro Clásico, se puede echar una mirada a los paisajes que conforman la topografía del Quijote, buscar molinos, sierras, bosquecillos, ríos, cuevas, lagunas o campos abiertos sobre los que la imaginación del ingenioso hidalgo quiso ver ejércitos, castillos, gigantes, princesas o forzados a los que liberar.

Almagro, ciudad bien conocida por la configuración tan rectangular y porticada de su Plaza Mayor, de miradores pintados de verde, Corral de Comedias, Ayuntamiento con fachada de piedra sillar al este de la plaza y al oeste la estatua ecuestre de Diego de Almagro, adelantado de Chile, en medio de un pequeño jardín bien arbolado, ofrece –además- el paseo por sus calles medievales empedradas, palacios y casonas blasonadas con sus paredes blancas, grandes portalones y estupendas forjas en las ventanas. También te regala las estancias del magnífico convento franciscano del siglo XVI hoy convertido en Parador Nacional.

pinchos de atún rojo de AlmagroOtras distracciones culturales al calor veraniego del teatro vienen a sumarse a las tradiciones gastronómicas manchegas de sus fogones. De lo sencillo y popular en tascas y posadas a lo exigente y selecto de otros restaurantes como el del Parador Nacional. Para todos los gustos y bolsillos. Esta vez, que no será la última, mencionaré los estupendos helados presentados en copa de la heladería aledaña al Corral de Comedias y las tapas de La Posada de Almagro en la calle San Bartolomé, que arranca de la misma Plaza Mayor por su lado oeste. Cenando tapas variadas, La Posada de Almagro puede ofrecerte un exquisito atún rojo con cebolla caramelizada, unas bien elaboradas croquetas de jamón o langostinos o el bocado crujiente y calentito de unas costras de queso. La lista de tapas se continúa con, entre otras de Sigue leyendo

Roma

ROMA 2006

Pueden parecer muchos años desde aquella llegada a Roma en 2006. Y lo son. Pero no para el recuerdo y la sensación de haber pasado por una ciudad imprescindible para el viajero por muchas razones, tanto históricas como culturales.

El asunto es qué esperas encontrar en Roma y sus tres milenios de historia. ¿Cuáles fueron las primeras impresiones al encarar  sus posibilidades? Puedo asegurar que, en mi caso, fueron varias. La primera fue la de sentir que pisaba en sus calles estrechas flanqueadas por edificios decadentes, o en sus grandes avenidas de una grandeza desaliñada, otras ciudades familiares como Cádiz y más propiamente Barcelona y el ambiente de barrios como el Gótico. Pero esta sensación de ciudad vieja más que antigua se fue diluyendo en el color, la luz y la vida de sus gentes, el bullicio del comercio y los bares, el trajín de sus calles y plazas animadas de turistas.

La segunda impresión fue la de su impactante monumentalidad. Aunque, para imaginaciones como la mía, es imposible de imaginar la Roma que fue capital de un imperio y centro del mundo extendiéndose por todas las orillas del Mediterráneo hasta el punto de llamarlo con toda propiedad Mare Nostrum, no se puede negar el gran peso de la monumentalidad clásica en sus ruinas y conjuntos arqueológicos despuntando con sus muñones históricos aquí y allá como un gigantesco museo al aire libre encerrado en el perímetro de las murallas aurelianas que llegaron a contar con hasta dieciséis puertas. La otra monumentalidad es la renacentista y barroca con palacios, iglesias, fuentes, fuentes y fontanas desmesuradas que parecen, como la famosa fuente barroca de Trevi, metidas con calzador entre calles y plazuelas. No casan demasiado. Como un collar de diamantes purísimos en el cuello de una mujer que fue hermosa y a la que la edad ha ganado la batalla en el brillo y tersura de la piel. Sigue leyendo

Almería: 10 etapas (II)

Almería: 10 etapas de noviembre de 2017

Segunda parte:
Etapas VI, VII, VIII, IX y X

Etapa VI: Calar Alto, Serón, Macael
La visita al observatorio astronómico de Calar Alto resulta muy recomendable. Te permite la entrada a las instalaciones del telescopio más grande de los que forman parte de los allí montados. Mediante las explicaciones de la astrónoma que nos acompañó pudimos conocer sus características y funcionamiento, la historia de este proyecto y tener alguna información, sencilla y clara, de determinados aspectos del Universo.

La altura de 2.168 metros a que se encuentra ubicado el observatorio ofrece la posibilidad, para los astrónomos de todo el mundo, de contemplar y examinar un cielo limpio de contaminación.

Descendiendo de Calar Alto por la cara norte de la sierra de Los Filabres, encontramos a media altura el interesante pueblo de Serón, antaño dedicado a la minería del hierro y hoy destino turístico atractivo. Por su altura, mirando al valle del río Almanzora, es apropiado para curar buenos jamones, con media docena de empresas dedicadas a salarlos y varias hospederías. En la plaza del Ayuntamiento encontramos el restaurante Plaza Nueva y la ocasión de disfrutar de la excelente cocina de la zona, buen gazpacho, estupendo codillo, chuletillas de cordero o las suculentas alcachofas rellenas.

Continuando el descenso alcanzamos la localidad de Macael y pudimos acceder a la explotación de sus impresionantes canteras de mármol. Más abajo de las canteras, la empresa Cosentino ocupa una gran extensión con las naves industriales de sus instalaciones para la elaboración y preparación de los afamados mármoles. Sigue leyendo

Almería: 10 etapas (I)

Almería: 10 etapas de noviembre de 2017
Primera parte:
Etapas I, II, III, IV y V

Etapa I: Parador Nacional de Albacete

Día soleado y fresco de noviembre en medio de la pertinaz sequía que asola la Península Ibérica. De camino hacia el destino de Almería se suceden los paisajes castellanoleoneses, madrileños y manchegos prolongándose en los colores ocres, rojizos y verdes de las tierras preparadas para el cultivo y los otoñales de las arboledas aledañas a los cauces de los ríos. Viaje apacible por la larga autovía que atraviesa la altura de la meseta hasta Albacete, con parada y fonda en el Parador Nacional a última hora de la tarde, ya anochecida, y tras la búsqueda del hotel en unas cuantas vueltas y revueltas por la ciudad hasta dar con la salida.

El Parador Nacional sorprende por su ubicación; pero, sobre todo, por resultar ser una construcción de finales de los años 60 del pasado siglo con un estilo de casa manchega tan bien conseguido que podría pasar por haber sido emplazamiento de convento, casa de campesinos ricos, palacio de recreo o monumental alquería, granja, cortijo o estancia de los siglos XV o XVI.

El lugar, con amplias habitaciones de abiertas balconadas al patio interior o a los jardines traseros bien arbolados y con pistas de tenis, resulta ser muy apacible, silencioso y tranquilo. El restaurante, bien atendido por el servicio, con sencillez, cercanía y naturalidad, se esmera con los platos manchegos en su oferta, exquisitos en su elaboración y atractivos en su presentación. El pisto manchego o el secular atascaburras se hermanan con otros platos como las tostas de arenque, el bacalao confitado, el atún asado con pimientos o unas generosas y bien conseguidas croquetas de jamón. La compañía de un tempranillo de la Rivera del Júcar, un Cinco Almudes de crianza, acaba de hacer todo perfecto junto con unos postres de helados variados.  Todo puede ser degustado en medias raciones, con lo que tienes la posibilidad de hacer un atractivo menú degustación.

. Sigue leyendo

Destino Mérida, un pequeño gran viaje

Destino, Mérida. Un pequeño gran viaje del 19 al 22 de agosto de 2013

El viaje a Mérida por la Ruta de La Plata tiene su primera recalada en tierras salmantinas de Guijuelo. Después de atravesar los paisajes agosteños de las tierras castellanas y leonesas, con sus manchones verdes de encinas y robledales y pasear la mirada por el amarillo tendido de las mieses, la promesa de un buen plato de jamón a resguardo del calor de mediodía es un aliciente más que sobrado para hacer escala en Guijuelo, a la sazón, pueblo grande con poco encanto en cuanto a lo urbanístico, pero animado y laborioso que andaba en fiestas y reponiéndose de la noche anterior que, a lo que parecía, debió de ser larga.

La segunda parada será en una casa rural u hotel con encanto en Las Madroñeras, a unos doce kilómetros de Trujillo ya en tierras extremeñas de Cáceres. Al caer la tarde, subir a la Alcazaba y dejarse caer por entre las callejuelas repletas de casonas, palacios, piedras y blasones de la patria de Pizarro hasta desembocar en la amplia plaza, es otra manera de viajar. La historia no hay que explicarla, se vive en sí misma y su esencia mientras visitas esta ciudad de Trujillo con núcleo monumental de primer orden. Sigue leyendo

Agua Amarga (Almería), volver…

..

Agua Amarga
junio de 2014

La casa del inglés, desde el sótano convertido en espaciosa sala, hasta la última terraza con vistas al mar, nos ofrece todas las comodidades. Holgada cocina, salón principal espacioso bien iluminado con ventanales a los dos patios, delantero y trasero, sala contigua con piano, gran mesa de madera y aparador, terraza con yacusi en el primer piso y acceso desde las habitaciones, palmeras, olivos y plantas por doquier, en suelo o en macetas, barbacoa en la terraza superior protejida en parte por una cubierta de cañas, y libros por toda la casa, en inglés, entre los que destacan algunos de historia, otros sobre España y una colección bastante completa de guías turísticas de distintos países y ciudades. La casa del inglés, bien pertrechada de todo, es un pequeño oasis dentro del oasis mayor en que se va convirtiendo, con el paso de los años, Agua Amarga. El gusto por las plantas llena jardines y patios, desbordando en las calles por encima de los muros y tapias en buganvillas, setos, rosales e hibiscos, y creciendo robustos olivos al lado de espigadas palmeras. Parece como si todas las casas, de escrupulosa construcción respetando alturas, blancor de paredes y diseño mediterráneo y andaluz, se arroparan de vegetación en contraste con la sequedad y aridez desértica de las piteras, espartos y chumberas que cubren las laderas de las montañas y colinas de fondos marinos elevados, petrificados y cubiertos de lava.

.. Sigue leyendo

Colonia del Sacramento- Uruguay

Colonia del Sacramento.- Uruguay
10/12/2013

Colonia del Sacramento, usualmente conocida como Colonia a secas, es una ciudad uruguaya a orillas del río Paraná cuando se hace Río de la Plata, situada frente a Buenos Aires, en la otra orilla del río y a 40 kilómetros de navegación. Fue fundada por los portugueses en 1680 cuando los territorios actuales de Uruguay y Argentina formaban parte de las posesiones españolas en América. Pero los portugueses, además de fundar la colonia, pretendieron quedársela, plantaron allá su bandera y el conflicto estuvo servido. Los españoles no tardaron en reaccionar y a los seis meses escasos de la ocupación portuguesa, llegan y la toman. Negociaciones. Falta de acuerdos o acuerdos entre portugueses y españoles mal entendidos y peor llevados a la práctica. Vuelven los portugueses y el emplazamiento pasa de nuevo a sus manos. No tardarán los españoles en recuperarla y ocuparla de nuevo. Y así hasta nueve veces y hasta que queda, definitivamente, en manos españolas. Sigue leyendo

SANTORINI: FIRA a mediados de septiembre de 2019

SANTORINI
A mediados de septiembre de 2019

Es la segunda visita a la isla de las famosas puestas de sol, los yacimientos arqueológicos de Acrotiria, la ciudad sepultada por las cenizas de la que resultó ser una apocalíptica erupción que arrasó la isla y dio paso a la impresionante hondura del cráter volcánico inundado por el mar y,  colgadas de las paredes del cráter, nos asombran las construcciones y casas de Fira y Oia.

En esta ocasión la llegada fue por mar. El barco echó el ancla en mitad del círculo de agua del cráter y la llegada a tierra fue en una barcaza. Renunciamos al viaje hasta Oia para aprovechar las pocas horas de desembarco en volver a pisar las calles y las cuestas de Fira, acercarnos a las vistas desde lo alto de los acantilados y pasear. Sigue leyendo

ALCALÁ DE HENARES

ALCALÁ DE HENARES
Semana Cervantina, 2019

La celebración del bautismo de Miguel de Cervantes Saavedra en su ciudad de nacimiento, con la organización de una Semana Cervantina, promete, anima y es un excelente pretexto para volver a visitar el Alcalá romano que fue Comfluvium y de ahí Complutum y Complutense como título de la Universidad que ahora se encuentra en Madrid tras distintos avatares.

La semana transcurrió rica en animación y ambiente callejero. Mercado renacentista, grupos de calle con sus actuaciones, música, pasacalles, ofertas gastronómicas variadas. Pero resultó pobre en actos culturales, con apenas alguna pequeña representación teatral en un espacio acotado en la calle y la ausencia de conferencias, debates, mesas redondas o presentaciones. Incluso la plaza que acogía las librerías estaba falta de espíritu libresco y cervantino. Imposible encontrar obras de Cervantes, buenas ediciones del Quijote, autores que pensaron discutieron o discuten sobre el autor alcalaíno y su obra, ni siquiera se encontraban trabajos de otro hombre insigne, político, escritor y pensador de esta ciudad como fue Manuel Azaña. En este sentido, la semana brilló por su ausencia. Lo único llamativo fue el reparto de los premios 2019 de Alcalá de Henares a distintos autores, poetas, escritores o arquitectos con la mención especial de Rosa Montero como máxima galardonada. Sigue leyendo

Rodas y Lindos (Grecia)

Rodas y Lindos (Grecia)
18 de septiembre de 2019

RODAS

Tras el paso por distintos nombres ha terminado por ser Rodas, con un rico pasado mitológico y legendario que llega a la Edad del Bronce y la influencia minoica. Se trata de una encrucijada entre Oriente y Occidente que favoreció el desarrollo del comercio y los intentos de conquista de la isla por las diferentes potencias e imperios de cada época.

Es conocida la ciudad de Rodas por lo que se sabe de su famoso Coloso, una estatua gigantesca del 292 a.C. realizada por el escultor Cares de Lindos. Hecha en bronce y con un peso estimado de unas 70 toneladas, se dice que daba paso al puerto de Rodas, apoyando cada pie en sendas torres a la bocana del puerto. Fue destruida en el terremoto del 226 a.C. Hoy día, naturalmente, sólo cabe imaginarlo, sin que la organización actual del puerto facilite la labor, pues su embocadura es mucho mayor. Sigue leyendo