Astorga y Santiago Millas: Por el corazón del cocido maragato

Astorga  y Santiago Millas: por el corazón del cocido maragato

28 de agosto de 2013

Catedral de Astorga (Reino de León)De  León, sede de reino medieval, capital de más de media España y Portugal cuando Alfonso VII  fue proclamado emperador en la catedral (1135) con el reconocimiento y vasallaje, incluso, del Conde de Barcelona, Ramón Berenguer IV, cabe hablar despacio, descorrer los pavimentos de sus calles, desvelar las fachadas ocultas de sus antiguos palacios, levantar la imaginación de sus castillos y sedes reales, plantarse ante los lienzos de sus murallas y sus cercas para entrar en el significado de su realidad ignorada, patria de las primeras Cortes europeas y asiento de un románico isidoriano en la belleza de las imágenes que cubren los techos y columnas del panteón de los reyes de León y sus tumbas saqueadas. De León, ciudad, historia, leyenda, olvido y verdad, cabe decir tanto que no puede ser este pequeño espacio el lugar para intentarlo hoy. Pero sí el compromiso de, en algún momento, contar los sentimientos de la ciudad que me vio nacer y a la que regularmente acudo para descubrirla en alguna faceta nueva o renovada de su pulso y su vida.

Sigue leyendo

León, la Calle Ancha

León, la Calle Ancha

.

Subiendo o bajando por la Calle Ancha de León estás recorriendo uno de los tramos con más historia de la ciudad y una de las arterias con más animación entre el Barrio Húmedo y las calles que se arremolinan en derredor de la Plaza Torres de Omaña. Calle peatonal en un centro histórico y monumental con el conjunto medieval de sus calles estrechas de trazado irregular y sus pequeñas plazas también de desigual trazado.

Sigue leyendo

León, dos calles, dos visitas y tres bares

León, tres bares y dos calles extramuros, más dos visitas: al León romano y al Santo Grial de San Isidoro

agosto de 2014

TRES BARES
Más allá del perímetro romano y medieval de la ciudad, se encuentra otro León cargado de avatares y de historia; de ese León destacamos, hoy, tres bares sobresalientes por el ambiente y la espectacularidad de sus tapas y servicio de comidas, ya que –además- resultan ser cervecerías o restaurantes.

La tradición consolidada de ofrecer tapas con las consumiciones es un signo distintivo de esta ciudad, recientemente reconocida como la mejor de España en cuanto a la calidad de las tapas, la cantidad y el mejor precio. El bar que se precie y quiera mantener una buena clientela, ofrecerá siempre algo que roce lo espectacular y sorprendente para acompañar cualquier tipo de bebida.

Lo habitual en las tapas es tirar de los productos y platos típicos leoneses, entre los que no pueden faltar la morcilla y la cecina. Las sopas de ajo, cocido de garbanzos, bacalao al ajo arriero o huevos fritos a la leonesa, ocupan parte de esta oferta sorprendente a la hora de tomar una cerveza o un vino que, un buen número de leoneses, prefieren de mencía o de prieto picudo, variedades autóctonas muy celebradas. La tortilla de patata, las patatas picantes al estilo de Blas, que hicieron escuela en los años 60, los arroces, el huevo cocido con pimentón o las aceitunas negras  condimentadas además de con  pimentón (producto habitual junto con el laurel en todos los platos leoneses ), con un poco de sal, aceite y cebolla picada, también tienen presencia en la oferta de tapeo. Sigue leyendo