Almagro, a la altura del verano de 2021

Almagro, a la altura de 2021

ALMAGRO 2021Es tiempo de volver a Almagro. Verano, a veces en extremo riguroso, otras más amable y benigno con mañanas frescas y noches serenas. Y el teatro. La cita estival con lo mejor del teatro clásico en la capital del teatro, dicho sin eufemismos y sin complejos, de España y aún del mundo.

Las puertas y portalones de las fachadas blasonadas de las casonas y palacios de Almagro se abren de par en par al teatro para que entre en los patios, así como en los claustros universitarios y de las iglesias. Este verano de 2021, todavía sacudido por la pandemia del coronavirus, la cita se ha repetido en el mes de julio, con medidas de precaución para evitar los contagios, con prudencia, pero con el mismo afán, empuje y pasión de siempre.

En esta ocasión y en un fin de semana, pudimos celebrar la magia del teatro con tres representaciones: Adiós, dueño mío, de María de Zaya; Castelvines y Monteses, de Lope de Vega; y El último corral, de J. Mañón.

Este año de gracia de 2021, Almagro acoge como país invitado a Portugal con el título “El Siglo de Oro Ibérico: Portugal y el Teatro Clásico Español”, y a la Comunidad Autónoma de Navarra con su música, danzas y tradiciones.

sor ana de la trinidadEl objetivo de esta edición es el de dar visibilidad a las mujeres del Siglo de Oro y hacer un reconocimiento de su obra. En su presentación en Lisboa, se hizo bajo el lema “Y el tiempo breve pasarás en flores”, de Sor Ana de la Trinidad (1577/1613), riojana, que siguió el camino místico de San Juan de la Cruz y Santa Teresa. Murió con apenas 36 años de edad y nos dejó una exquisita producción lírica en la que utilizó la fórmula estrófica del soneto y de la lira, retomando la tradición petrarquista. De sus pocos escritos conservados se pueden leer comentarios que valoran “la dulzura de su poesía, pulcritud, expresividad, sensibilidad y sensualismo”, y en cuanto al lenguaje se dice que era “veloz y enfático, aunque condensado, enigmático, culterano, abstracto y conceptual”.

Las representaciones se llevan a cabo en lugares tan emblemáticos como el Corral de Comedias, la Antigua Universidad Renacentista, el Hospital de San Juan, la Casa Palacio de Juan Jedler-Patio de Fúcares, la Casa Palacio de los Villarreal-Palacio de los Oviedo o el coqueto Teatro Municipal; también se ofrecen representaciones en otros espacios como la antigua Iglesia de las Bernardas. Todo Almagro es, así, puro arte dramático.

Pero también es ocasión de rememorar algunas experiencias de anteriores visitas a esta ciudad de Almagro por el que corren, entre otros, el clamor de los Fúcares, esos alemanes y banqueros europeos del imperio de Carlos I de España y V de Alemania. Y así, de aquella visita de 2017, se comentaba cómo volver a Almagro es volver a descubrir sus rincones conalmagro 3 cada luz del día y reparar en detalles inadvertidos, renovar las experiencias de la ciudad asentada en medio de las tierras rojizas que le dan nombre. Y recuperar sabores y gustos gastronómicos en ella y en todo su entorno. (La Mancha, de Almagro a Villanueva de los Infantes).

Anteriormente, en 2014, ya nos había merecido Almagro esta cita: Pero de este Almagro merecedor de una visita sosegada y detenida, hay que destacar su Corral de Comedias. A la llegada de los Borbones es cerrado y convertido en casa de vecinos. Los gustos refinados de la nueva Corte no toleraban el ambiente de los corrales y se clausuran o son reconvertidos en teatros a la francesa o, como el de Almagro, transformados en viviendas. La fortuna quiso que en las obras de habilitación de las viviendas no se echara abajo su estructura; aprovechando sus paramentos y balconadas, se limitaron a tapiar y parcelar el espacio, por lo que en 1950 uno de los propietarios encuentra en su casa una baraja que identifica al Mesón del Toro en el que se había abierto el corral de comedias con el acuerdo y autorización municipal. Empezaron a tirar tabiques y fue apareciendo, como resurgido por arte de magia, intacto, el famoso corral. Siguieron compras y expropiaciones y en 1955 ya estaba totalmente recuperado y puesto en funcionamiento. Esta recuperación significó el resurgir del teatro en Almagro con la celebración de sus festivales internacionales de teatro clásico, así como el desarrollo económico de la ciudad contando con su atractivo turístico y cultural.

almagro 2 Además del bello y singular Corral de Comedias, la visita a Almagro o de color rojo tierra que es lo que significa la palabra de origen árabe almagre, debido a la abundancia de óxido de hierro en los terrenos circundantes, podemos destacar la iglesia desacralizada de San Juan, con frescos impresionantes muy bien restaurados de los agustinos; la misma Plaza Mayor con su historia y disposición de las casas corridas y aportaladas, y el palacio de los Fúcares, así llamados los miembros de la familia de banqueros alemanes, los Fugger, que a cambio de un sustancioso interés del 16%, la licencia exclusiva de la explotación de las minas de mercurio de Almadén y el trato preferente con el comercio español de las Américas, le prestaron a Carlos I de España y V de Alemania los dineros para su coronación, sus guerras y la administración del Imperio, lo que no evitó –finalmente- la bancarrota del Estado y la ruina de los banqueros arrastrados por dicha bancarrota. (La Mancha, Lagunas de Ruidera y Cueva de Montesinos, desde Almagro)

Y todavía antes, en 2013, hacíamos mención a las posibilidades de este magnífico lugar: Todo Almagro merece ser descrito y reseñado por el gusto de su conservación y la disposición de algunos antiguos conventos, como el de los franciscanos y los dominicos, para alojamiento; de tal modo que se puede disfrutar la estancia en hoteles como el Parador Nacional de Turismo o el Hostal Hospedería Municipal. Pero los alojamientos con encanto son numerosos, tales como la Casa Rural Tía Pilar o el Hotel Rural Posada de los Caballeros, en una oferta bastante amplia y que se cubre en su totalidad en determinadas fechas del año, como son los fines de semana del verano con ocasión del festival internacional de teatro clásico, por lo que es conveniente reservar plaza con antelación.

almagro 1 De lo que significa la disponibilidad hotelera podemos tomar, a modo de ejemplo, una de sus calles. En la que lleva por nombre Gran Maestre, colindante a la Plaza Mayor y en el lado opuesto al edificio del Ayuntamiento, en su corto recorrido nos encontramos con la Posada de Almagro que es, además, restaurante, café y bar; el Restaurante Gran Maestre, el Mesón del Corregidor, una Botica antigua, la Iglesia de San Bartolomé, la plaza Fernández de Córdova y Mendoza, fundador de la Universidad Renacentista de Almagro, el Hostal de San Bartolomé y el Hostal Retiro del Maestre. Todo ello y cada lugar, bien emplazado en soberbios edificios renacentistas, palacios y casas blasonadas. (La Mancha por Almagro, Daimiel y el Campo de Calatrava)

Insistiremos en una cuarta visita, allá por 2015, y no será la última: Almagro, ciudad bien conocida por la configuración tan rectangular y porticada de su Plaza Mayor, de miradores pintados de verde, Corral de Comedias, Ayuntamiento con fachada de piedra sillar al este de la plaza y al oeste la estatua ecuestre de Diego de Almagro, adelantado de Chile, en medio de un pequeño jardín bien arbolado, ofrece –además- el paseo por sus calles medievales empedradas, palacios y casonas blasonadas con sus paredes blancas, grandes portalones y estupendas forjas en las ventanas. También te regala las estancias del magnífico convento franciscano del siglo XVI hoy convertido en Parador Nacional.

 Otras distracciones culturales al calor veraniego del teatro vienen a sumarse a las tradiciones gastronómicas manchegas de sus fogones. De lo sencillo y popular en tascas y posadas a lo exigente y selecto de otros restaurantes como el del Parador Nacional. Para todos los gustos y bolsillos. (Ciudad Real, en las rutas manchegas del Quijote)

A los efectos pueden bastar estos testimonios para recomendar siempre un viaje a Almagro, que este año de pandemia consiguió reunir nada menos que a 38 compañías de teatro para ofrecer 84 funciones, con 9 autoras y 28 autores del Siglo de Oro y otras tanto 18 autoras y 24 autores contemporáneos. 11 estrenos, de los cuales, 7 fueron estreno absoluto, y 11 comunidades autónomas presentes: Andalucía, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Madrid, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Murcia, Navarra y País Vasco.

Sólo cabe decir: ¡hasta la próxima!

González Alonso

almagro 4

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s